El Objetivo

El objetivo inicial de este proyecto era crear una experiencia de venta en el cliente que no le dejara indiferente, intentando maximizar los resultados del negocio. El criterio para el diseño de este espacio fue tener en todo momento la mayoría del stock expuesto evitando sobre-almacenaje. Para ello y desde el inicio se estudió con los clientes el modelo de negocio que pretendían desarrollar.

El Espacio

El local es un gran espacio en el que se genera una entreplanta para albergar usos de carácter más privado. La conexión entre ambas plantas se realiza mediante una espectacular escalera de caracol. Debido a la gran altura de los techos se decidió realizarlos en color oscuro para que el local fuera más acogedor y ganara en confort para el cliente.

Hacia el exterior la fachada mediante un juego de contrastes blanco y negro, consigue mimetizar la pesada estructura de hormigón con el fondo. De esta manera conseguimos un gran espacio expositivo y una visibilidad del local desde la distancia. Todas y cada una de las estrategias utilizadas en este proyecto tenían como objeto acercar al cliente al local y conseguir que se encuentre a gusto en el interior del mismo.

En este caso se ha desarrollado todo el mobiliario a medida para adaptar lo máximo el lugar de trabajo a sus necesidades.
Debido a la importancia de la luz en este proyecto se realizó un estudio lumínico del local. Un producto bien iluminado tiene una mejor venta.

La Imagen

La imagen corporativa de la empresa se ha creado a la par del local para que su integración sea máxima. De esta manera el logotipo de la empresa tiene un lugar especial en la arquitectura.

Arquitectura e imagen corporativa se fusionan para potenciar la marca de la empresa.