El Objetivo

Nos encontramos ante un negocio de tradición familiar, que buscaba dar una nueva imagen a su último proyecto. Ubicado en un gran local del barrio de Mariturri, se buscaba un nuevo concepto de negocio para dar respuesta a un barrio joven con una imagen más moderna y de cuidado diseño.

Por otro lado, se buscaba un diseño que invitara al relax, al ocio. Un espacio tranquilo, sin prisas en el que poder desconectar de la ajetreada vida de la ciudad.

El Espacio

El local aúna diferentes usos, a fin de dar un servicio completo al nuevo barrio. Así, tras el acceso principal encontramos la zona de panadería y degustación. Esta zona se compone de varios espacios. Por un lado, una barra de venta al público diseñada al detalle para los diferentes usos que se prevén. Además, cuenta con zonas adaptadas para asegurar la accesibilidad de todos los clientes. Junto a la zona de barra, encontramos la zona de mesas, al lado de una gran cristalera. Un sitio perfecto para tomar un café bajo la iluminación natural que inunda toda la estancia. Un ambiente diseñado para el relax.

Dejando atrás la zona de panadería y degustación, llegamos a la zona de autoservicio. Un espacio equipado de estantes bajos donde exponer productos variados para la venta. En este caso la idea es seguir con el ritmo relajado del local, componiendo la distribución con muebles que no obstaculizan la visión, y hacen del espacio un lugar amplio, funcional y confortable.

La Imagen

En cuanto a la imagen, siguiendo con la idea de un espacio tranquilo y desahogado, se ha optado por un estilo minimalista cálido. Combinando colores claros con la calidez única de la madera, se consigue un espacio luminoso y muy acogedor. El mobiliario y la iluminación siguen también el estilo moderno nórdico de los acabados.

Todo el mobiliario ha sido diseñado y escogido especialmente para el proyecto, de forma que se consigue dar unidad al conjunto del local. Así, si bien cada espacio tiene sus detalles y matices específicos, el conjunto es coherente y se consigue un estilo global de máximo equilibrio.

De esta forma, se articula la nueva imagen corporativa del negocio, en la que la arquitectura juega un papel importante. Esta imagen corporativa se repetirá en los próximos locales de esta nueva línea de negocio, que se diseñarán siguiendo este mismo concepto de arquitectura corporativa. Un diseño pensado para una nueva experiencia de venta.