El Proyecto

En este piso la distribución inicial no cubria las necesidades de sus propietarios. Por eso, el planteamiento partió de derribar por completo el piso e iniciar todo el desarrollo desde cero. Se trasladó el comedor al salón y se habilitó dicho espacio como biblioteca. También se obtuvo un nuevo cuarto de baño al que se accede desde uno de los dormitorios.

Interiorismo

El desarrollo del interiorismo en este piso fue el trabajo principal. Para ello se diseño gran parte del mobiliario del piso y se eligieron piezas especiales para dar un toque de distinción. Todo ajustándonos a los gustos de sus propietarios, que tenían muy claro el estilo que querían conseguir.

La armonía de la arquitectura con aires nórdicos hace de este piso un lugar muy acogedor. Predomina la madera y el color blanco reservando el color para la zona infantil.

Se cambiaron las ventanas por unas más eficientes prestando especial importancia a la eliminación de filtraciones de aire. También se colocó una nueva caldera de baja condensación.