[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=»¿QUÉ ES LA ARQUITECTURA INDUSTRIALIZADA?» font_container=»tag:h3|text_align:left|color:%2397bf0d» use_theme_fonts=»yes»][vc_column_text]La arquitectura industrializada, se basa en la fabricación de construcciones completas o de partes de las mismas en una fábrica para, posteriormente, montarla en el emplazamiento definitivo.

Si bien este sistema suena un poco a ciencia ficción, la verdad es que sus orígenes se remontan a los Estados Unidos de inicios del siglo XIX con el popular sistema Balloon frame, basado en la construcción mediante bastidores de madera.

En todo caso, tanto las necesidades como la tecnología han ido evolucionando a lo largo de los últimos años, y por tanto, al igual que en el resto de industrias, en el mundo de la arquitectura se ha trabajado mucho para conseguir industrializar, innovar y optimizar todos los procesos.

Gracias a este esfuerzo, podemos decir que a día de hoy la construcción de una vivienda industrializada puede ser hasta un 30% más barata que una construcción convencional, y que además los plazos pueden llegar a reducirse hasta tres veces.[/vc_column_text][vc_empty_space height=»15px»][vc_single_image image=»3122″ img_size=»1000×500″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_empty_space height=»35px»][vc_custom_heading text=»INDUSTRIALIZACIÓN ES SOSTENIBILIDAD» font_container=»tag:h3|text_align:left|color:%2397bf0d» use_theme_fonts=»yes»][vc_column_text]Pero, no todo se reduce a un tema económico, las viviendas industrializadas son precisamente las que mejor cumplen con los pilares básicos de la sostenibilidad.

Optimización de recursos

Al prefabricar los elementos constructivos de una obra, el aprovechamiento de recursos materiales es mucho mayor. Así se reducen los desperdicios y conseguimos unos niveles de reciclaje óptimos.

Disminución del consumo energético

Al reducir los tiempos de construcción, se reduce también la energía necesaria para dicha construcción. Además la exactitud que aporta la prefabricación nos permite realizar viviendas de mucha más calidad y eficiencia energética, reduciendo el consumo energético de los futuros usuarios.

Disminución de residuos y emisiones

Además de reducir los residuos en el momento de la fabricación, las construcciones prefabricadas suelen ser mucho más fácilmente desmontable, por lo que también se reducen los costes y residuos en el momento en se agota la vida útil del edificio.

Disminución del mantenimiento de los edificios

Más industrialización es sinónimo de un mayor control de calidad, por lo que la calidad del resultado mejora sustancialmente, reduciendo la necesidad de mantenimiento y alargando la vida útil del edificio.

Calidad de vida de los ocupantes

Este aporte de calidad extra supone un resultado final que se resume en tres pilares fundamentales: alta eficiencia energética, mínimo mantenimiento, y niveles de confort incomparables.[/vc_column_text][vc_empty_space height=»15px»][vc_single_image image=»3124″ img_size=»1000×500″][vc_empty_space height=»35px»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Por tanto, os animamos a conocer más de cerca el mundo de la industrialización en la construcción y a valorar esta opción a la hora de construir vuestra vivienda. En Esparza Arquitectura llevamos años trabajando con este tipo de sistemas y estaremos encantados de asesoraros en todo lo que necesitéis.

Y como siempre nos despedimos invitándoos a participar en el blog mediante los comentarios bajo cada entrada. Además, os recordamos que para cualquier sugerencia o duda podéis contactar con nosotros en info@esparza-arquitectura.es, en el 945.26.55.26, o en redes sociales.

¡Un saludo de parte de todo el equipo de Esparza Arquitectura Sostenible![/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]